¿Por qué te duele la cabeza?

Si tu hijo refiere dolor de cabeza con frecuencia, hay muchas razones por las que les puede estar doliendo. Hay solución antes de tener que recurrir a la medicación o de tener que hacerle un escáner. Cuánto menos invasiva sea la prueba, mejor.

El dolor de cabeza en niños es muy común y a priori, no interesa hacer un escáner a menos que se hayan descartado otras posibles causas.

Vayamos por partes:

  1. Si tu hijo ha pasado un virus, es normal que aún le quede cierto dolor remanente. Yo esperaría unos 3 días para ver si remite.

En este caso además, es muy importante que duerma lo suficiente y se hidrate bien con agua. Es típico beber menos agua en invierno y con la calefacción, se produce más deshidratación de mucosas que también produce dolor de cabeza.

  1. Es posible que esté incubando algún proceso. En ocasiones, la gripe comienza con fuerte dolor de cabeza. Seguid observando por si aparecen más síntomas como la fiebre que ya de por sí, es signo de dolor de cabeza. ¿Hay que bajar sí o sí la fiebre? Este es un tema del que os hablaré próximamente.
  2. ¿ Ha habido algún cambio en casa? ¿ Nacimientos, separación, viajes, cambio de trabajo, mudanza, enfermedad o muerte de familiares…?  En ese caso, los dolores de cabeza suelen ser una llamada de atención y se irán pasando según baje ese nivel de ansiedad por el cambio producido y se noten atendidos. Observad si el dolor sólo se produce en casa o sólo en el colegio. El dolor es una manera en este caso de evitar y esconderse de la situación que está provocando el malestar.

  3. ¿Qué tal tienes el nivel de azúcar en sangre? Es posible que haya pasado tiempo desde la última comida o que hayas hecho ejercicio intenso. Los niveles bajos de glucemia pueden estar avisándote con el dolor de cabeza. Observa si mejora al tomar una pieza de fruta. Además, coméntalo al médico por si necesitase más pruebas.

  4. El dolor de cabeza también puede indicar que la tensión arterial está alterada. Tanto si hay hipo       (tensión baja) o hipertensión (tensión elevada), puede doler la cabeza. Coméntalo al médico para que lo valore.

  5. ¿ Habéis revisado la vista? Podría necesitar gafas.

  6. ¿ Habéis observado si tiene contracturas en la espalda? Los dolores de cabeza pueden venir de contracturas del cuello y vértebras cervicales. Esto podría deberse a malas posturas al sentarse o por pasar muchas horas sentado y moverse poco. Es conveniente que haga deporte también después del colegio y que no pase muchas horas en posturas con móvil, Tablet…

8.  ¿Habéis observado si por las noches aprieta la mandíbula o tiene bruxismo? El dolor de cabeza podría venir de un problema en la ATM ( Articulación Temporo- Mandibular) y necesitaría una férula de descarga por la noche. Con eso, se corregiría el dolor de cabeza. Consultad con el odontólogo. Es fácil de detectar porque los cuellos de las piezas dentales se desgastan.

Apretar la boca o rechinar los dientes sobre todo por la noche o ante estrés, puede provocar dolor de cabeza al afectar la articulación de la mandíbula.

9.  Alimentación: Hay alimentos como los fritos, chocolate, cítricos, cerdo, salazones, latas de conserva, patés que provocan dolores de cabeza por la histamina que contienen. Si vuestro hijo padece una deficiencia de la enzima que cataboliza la histamina, se produce acumulación de la misma y de ahí, los dolores de cabeza entre otros posibles síntomas. Suelen mejorar al retirar dichos alimentos.

El consumo de embutidos puede dar dolor de cabeza. Los animales que llevan mucho tiempo muertos, liberan histamina. Si tu organismo no la degrada bien, ésta se acumula provocando dolor de cabeza.

Por último y más importante si cabe, el dolor de cabeza es aprendido. Se aprenden asociaciones como el dolor de cabeza y el sol por ejemplo. El sol no produce dolor de cabeza, pero un día que había sol le dolía y el cerebro lo ha asociado. El cerebro quiere que le hagan caso y por eso, es tan potente el efecto de darles una medicina, porque genera una conducta de indefensión aprendida; es decir, me duele la cabeza, tengo que tomarme algo. Y así, al tomártelo, muchas veces sin tiempo para que haya hecho aún efecto, ya se ha pasado.

Sobre la indefensión aprendida y las migrañas como aprendizaje, os recomiendo el libro del Doctor Arturo Goicoechea ” Migraña. Una pesadilla cerebral”.

En los niños, la distracción suele funcionar bien y a menos que les paralice su actividad diaria o el juego, hay que intentar esta estrategia o el uso de placebo haciéndoles creer que es un fármaco con acción analgésica.

Si después de descartar todo esto sigue refiriendo dolor de manera frecuente, entonces ya se lo podríais comentar al pediatra, el cual, podrá seguir descartando factores o decidirá remitiros al especialista de neurología.

Por la salud de tu peque y los no tan peques,

Sandra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.