De vuelta de vacaciones, hagamos coquitos

Las vacaciones me cargan las pilas y se me vienen un montón de ideas para la enfermería de mi cole.

Ya desde el primer post os decía que enfermería no es sólo poner tiritas y quiero seguir recalcándolo porque hay mucho que la enfermería puede hacer por la salud de la población y en este caso, sobretodo, por la salud de mis niños y niñas o de mis adolescentes.

Una de las ideas que comencé como sección nueva en el blog era el apartado de recetas para intolerancias y alergias.

En esta ocasión, y dado que nos hemos hartado a dulces navideños, os quiero poner una receta de un dulce muy conocido pero en su versión sana.

Si bien lo normal es que digamos el día de Reyes que después de ese día, ya no comemos más azúcar, a nivel biológico no tiene ningún sentido. El cerebro ha tenido una sobredosis de azúcar en menos de 1 mes y ahora de repente, pretendemos quitarle esa dosis. Lógicamente, al cerebro no le va a gustar y sentiremos los efectos manifestándose como malhumor, sensación de bajón o incluso mareo.

Para no sucumbir a dichos efectos ofreciéndole al organismo otro bombón o polvorón de los que han sobrado, os ofrezo la siguiente opción. Fácil, rápida de preparar e insisto, sana.

Son los tradicionales coquitos. #Sin azúcares refinados# Sin gluten #Sin lactosa #Sin frutos secos.

¡ Que los disfrutéis!

 

Anuncios